Propuesta para el desarrollo del sector hidrocarburífero Argentino

El artículo 1° de la Ley No 26.741 de Soberanía Hidrocarburífera de la República Argentina, declara de interés público nacional y como objetivo prioritario el logro del autoabastecimiento de hidrocarburos, así́ como su exploración, explotación, industrialización, transporte y comercialización. Los principios de la política hidrocarburífera de la República Argentina establecen, entre otros:

  • la necesidad de incorporar reservas de petróleo y de gas natural;
  • la maximización de las inversiones y de los recursos empleados para el logro del autoabastecimiento de hidrocarburos en el corto, mediano y largo plazo;
  • la incorporación de nuevas tecnologías y modalidades de gestión que contribuyan al mejoramiento de las actividades de exploración y explotación de hidrocarburos y
  • la promoción del desarrollo tecnológico.

La producción de hidrocarburos ha declinado y está comprometiendo la balanza comercial por las crecientes importaciones de gas natural y derivados del petróleo, por lo que es necesaria una aceleración de la extracción de hidrocarburos la cual debe estar acompañada de un incremento al menos proporcional de las reservas actuales. Experiencias previas en otros países indican que es esencial que los estados nacionales y provinciales definan, implementen y controlen políticas, normativa y procesos que lleven a incrementar de manera sustancial la prospectividad y el nivel de inversión en exploración y explotación en las áreas existentes y potenciales áreas hidrocarburíferas del país. La forma de llegar a esta situación es a través de contratos de exploración y producción.

 

Los países asignan derechos de exploración y producción de varias maneras; algunos utilizan diferentes formas de licitaciones públicas o rondas licitatorias, otros utilizan la negociación directa y la mayoría utiliza una combinación de las formas anteriores. Las condiciones para la adjudicación de los derechos pueden variar considerablemente: algunos países adoptan sistemas rígidos con limitados números de elementos a licitar que afectan la distribución de la renta entre los inversores y el propietario del recurso; otros otorgan derechos sobre la base de programas de trabajo; y en otros países todo es negociable. Las licitaciones para la asignación de derechos de exploración y producción se consideran en general más eficientes que las negociaciones directas, pero su eficiencia relativa depende del contexto y de los parámetros de diseño.

 

Pero cabe destacar que independientemente de lo anteriormente mencionado, se ha comprobado a nivel mundial que la falta de un marco regulatorio apropiado conduce a la ineficiencia y pérdida de la renta económica.

Desde una perspectiva económica, sería conveniente que los gobiernos busquen un sistema de asignaciones que:

  1. Sea consistente con la política del sector hidrocarburífero.
  2. Favorezca la selección del operador más eficiente.
  3. Implique bajos costos de cumplimiento y de administración para el estado nacional y
  4. Se ocupe de las deficiencias del mercado.

Las experiencias de la región nos demuestran que un marco regulatorio apropiado, una efectiva disciplina en su aplicación y un estricto seguimiento y control del cumplimiento de los compromisos derivan en incremento de reservas, incremento de producción y por ende en un incremento en la renta del país. El modelo de promoción propuesto ilustrado a continuación ha sido implementado en varios países en Latinoamérica. El mismo consta de 4 elementos esenciales:

 

 

 

  • Gestión del Conocimiento: este proceso tiene por objetivo aumentar el conocimiento geológico de las cuencas sedimentarias del país con el fin de incentivar la actividad exploratoria que conduzca al hallazgo de nuevas reservas de hidrocarburos. La inversión requerida para realizar esta etapa puede ser tercerizada, permitiendo empresas privadas realizar la adquisición y promoción de información sísmica y al mismo tiempo permite al Estado cobrar un “royalty” por la venta de la misma.

  • Promoción y Divulgación: estrategia de mercadeo, rondas licitatorias, divulgación en eventos nacionales e internacionales son algunos de los métodos usados para aumentar la exposición del subsuelo argentino ante la comunidad de inversionistas.

  • Negociación y Asignación de Áreas: Argentina compite con otros países por la captura de fondos de inversión en el sector, por lo tanto, la definición de reglas precisas y consistentes en el tiempo y armado de contratos tipo son factores esenciales para aumentar la competitividad del país en las licitaciones.

  • Seguimiento a los Contratos: para cualquier país es necesario tener los medios adecuados para un seguimiento riguroso del cumplimiento de todos los compromisos establecidos contractualmente.

 

 

Varios países de Latinoamérica lograron revertir la situación de declinación en sus reservas y producción mediante la implementación del modelo descripto previamente. La gráfica de más arriba ilustra la evolución de la producción en cada país y la incepción de los diferentes órganos regulatorios que a su vez, como consecuencia de una declinación en los niveles de producción y reservas, se convirtieron en la entidad delegada por los gobiernos para la implementación del modelo contractual descripto.

Nuestros años de experiencia en la región nos permite acompañar a entidades gubernamentales en la definición del Marco Regulatorio y políticas orientadas a implementación de los procesos de promoción, contratación y seguimiento y generación de contratos tipo, utilizando tecnología específica para sistematizar y automatizar las diversas actividades de contratación y seguimiento.

Los factores anteriormente expresados a lo largo de este documento nos lleva a concluir que los procesos de gestión contractual que Argentina adoptó en el pasado no son conducentes para que en el futuro se pueda revertir la situación energética en el país y en particular con la tendencia actual de reservas y producción.

El proceso de promoción que proponemos para Argentina puede llevarse adelante de manera relativamente rápida basada en la experiencia adquirida en otros países de Latinoamérica cuyos pilares de desarrollo han sido:

 

  1. Definiciones de un integral Marco Regulatorio que permita la implementación de políticas y procesos para una efectiva gestión contractual;
  2. Estrategias orientadas a aumentar la prospectividad y nivel de inversión en las diferentes áreas del país;
  3. Definiciones y asistencia en la implementación de procesos soportados por tecnología que permitan una eficiente gestión contractual, transparencia a un costo bajo y control de las operadoras;
  4. Definiciones de modelo de gestión de bajo riesgo para la Nación y las Provincias que consolide la función de las autoridades como entes reguladores.


BENEFICIOS:

El desarrollo propuesto redunda en el corto plazo en una serie de beneficios tangibles para cualquier país, tales como:

  1. Incremento de la prospectividad.
  2. Mejora del factor de riesgo para los inversionistas.
  3. Mejora en el nivel de inversión.
  4. Incremento de reservas y producción.
  5. Mejora en la gestión contractual.
  6. Mejora de la renta para el Estado Nacional y las Provincias.
  7. Transparencia.